jueves, 14 de mayo de 2009

... Un poco mas sobre la eutanasia


En efecto, es prioridad para el hombre la conservación de la vida, más allá de ser un deseo mezquino de permanecer vivos, se trata incluso de un condicionamiento de la naturaleza, que nos lleva a preservar la propia vida y la de la especie. Siguiendo esta conducta natural, se han establecido leyes que contemplan la vida como un derecho irrevocable de todo ser humano, derecho que debe ser respetado bajo cualquier circunstancia.

Ahora bien, el ser humano ha aprendido a actuar no sólo por instinto natural, sino que hemos desarrollado algo que denominamos conciencia, así como la capacidad para analizar y comprender situaciones en las que es necesario tomar decisiones, considerando las posibles consecuencias de la decisión a tomar.

Al tener en cuenta estos dos aspectos de la psicología del hombre, es válido preguntarse si en todo caso, y bajo cualquier circunstancia, es asertivo prolongar la existencia de una persona; ¿Será que aplicamos el raciocinio al mantener “vivo” a ese ser querido?, ¿Pensamos en el bienestar de esa persona o en el propio bienestar? Estas son interrogantes que deben ser planteadas antes de aplicar cualquier mecanismo para mantener con vida a una persona.

Defendemos y promovemos el derecho a la vida, pero, ¿Qué es la vida?, ¿Es estar conectado a una máquina que asiste tus funciones orgánicas, o quizás, es estar postrado en una cama de la cual no podrás levantarte nunca jamás?, ¿Vida es agonizar prolongada y dolorosamente? Para responder a todas estas interrogantes es necesario aplicar la objetividad, raciocinio y conciencia. Ya que al pretender extender la vida, quizás estamos prolongando la agonía de ese ser humano, tan sólo para el propio beneficio, para estar en paz con nosotros mismos.

El derecho a la vida se fundamenta en el respeto a la naturaleza, sus leyes y creaciones. La vida de todo ser existente cumplirá con el ciclo natural de nacimiento, envejecimiento y muerte. El hombre como instinto natural tratara de conservar la vida, pero al tratar de hacerlo pudiera, incluso, estar contrariando u oponiéndose al ciclo natural de la misma.

Aplicando el raciocinio y la objetividad, y siguiendo además la voluntad propia de la persona afectada o la de sus cercanos, la medicina ha optado por detener la agonía del paciente en estado terminal, o que se encuentre en una condición de daños irreversibles, como lo puede ser el estado vegetativo. Práctica conocida como eutanasia y cuyo único fin es el de no someter a una persona a condiciones existenciales inhumanas.

Ante esta práctica hay opiniones distintas; hay quienes consideran que es lo más lógico y humano que se puede hacer por el ser querido. Hay quienes consideran dicha práctica como un acto inhumano, una forma de asesinato diplomático, alegando también que nadie tiene derecho a decidir sobre la vida ajena. Nociones y opiniones que han dado origen a una de las discusiones más prolongadas y controvertidas de la contemporaneidad.

1 comentario:

  1. Esta muy bien argumentada y escrita esta opinión y ademas me sirvió mucho de ayuda. ¡Gracias!

    ResponderEliminar